martes, junio 30, 2009

Érase una vez en mi vida: Michael Jackson

Han pasado ya tres días desde que Michael Jackson murió. No había querido escribir nada precipitado debido a los sentires y recuerdos distorsionados por el mainstream televisivo, radial, impreso y sobre todo de internet que no dejan aún, de tratar el tema ahora por medio de los subsecuentes "escándalos" que ha provocado la presumible sobredosis de tranquilizantes, sedantes y antidepresivos.

Dejando de lado todos los pormenores informativos, quiero expresar el sentir que provocó la muerte de este señor en su servidor, quien, como muchísimas personas, en su niñez y pubertad fue influenciado por la música y personalidad del Rey del Pop.

En 1983, como lo conté en "El soundtrack de mi vida (Parte 1)", tuve mi primer disco que me regaló mi padre, ya que desde el año anterior se oía mucho una canción llamada "Espeluznante" y otra nombrada "Billie Jean" de un artista moreno que usaba un guate brilloso y bailaba muy bien. El disco, que se llamó "Thriller" en acetato tenía una portada que se desplegaba haciendola doble y dejaba ver, por el lado interior, al tipo acostado con un traje blanco, camiseta negra y cargando a un tigre cachorro. Mi hermana Iliana tenía casi dos años y me acompañó a lo largo de varios años oyendo ese disco una y otra vez mientras observábamos (ella con más interés) la funda interior con las canciones, que aunque no sabíamos leer, nos interesaban los dibujos que MJ hizo en esa funda blanca, aprendí a leer años después, y como obviamente no sabía inglés, me desconcertaba que lo que leía no era lo que escuchaba (la pronunciación of course my friend).

Mi primer disco, chequen la hoja blanca, era alucinante.
Al final de mi primer año de la escuelita preescolar, fui elegido por las locas "misses" para un bailable ¡en solitario!, para esto necesito explicar el entorno y las razones por las que había pasado esto. Soy un tipo al que le gusta bailar, pero eso era muuucho más evidente en mis primeros 6 años de vida, siempre bailé desde que pude estar de pie, bien o mal entre mi familia fuí el clásico "changuito chistosón" al que hacía reír por mis payasadas, bailes y actuaciones. Recuerdo que en en casa de mi abuelita o de una tía (creo que el lugar ya se me olvidó), me pusieron un sombrero negro y un guante en la mano para que bailara Billie Jean, lo hice (había ya visto muchas veces el video de la presentación en MTV, famosa de MJ) y todo mundo reía y me aplaudía. Como ya lo he contado, siempre he sido un tipo más grande que el promedio, y de pequeño se me notaba más aún, por lo que supongo que mi gracia era más por como me veía que por lo que hacía, pero supongo que no bailaba tan mal ya que siempre me pedían (¿obligaban?) que bailara en todas las fiestas las canciones Thriller, Billie Jean, Ghostbusters y demás. Supongo que por mis habilidades dancísticas las enfermas "misses" del kinder me eligieron para bailar dos, sí DOS, números musicales, "El negrito bailarín" era mi número principal donde varios niños "bailaban" a mi alrededor la canción de Cri-Cri (hay fotos, pero no las subiré, ya hay demasiada información en estas letras) aprovechando que mi madre me hizo un traje negro, con sombrero y bastón, a las maestras, para amenizar la ceremonia, se les ocurre ponerme a bailar un número extra, el cual, obviamente fue "Billie Jean". Mis pininos del famoso "moonwalk", pararme de puntas, aventar mi sombrero y brincar como "Maicol", eran, creo yo un tanto deficientes sin embargo a decir verdad, me encantaba hacerlos.

Los aplausos y risas que recibá me daban cierta satisfacción y mi admiración por el moreno del guante blanco siguió creciendo mucho más. En la primaria no había muchos fans como yo del morenazo que salía en los comerciales de Pepsi, pero muchos salieron cuando en 1987, se oía una canción en el radio llamada "Malo" de este cuate, que bueno, ya no se parecía al de la portada anterior, se veía más estilizado y fino en sus facciones, hablo del disco "Bad" que saldría en ese mismo año. En mi tercer año de primaria, las canciones "Bad", "Smooth Criminal" y "Man in the mirror" se oían en la radio mexicana, pero no fue si no un año después (dos en México) que salió la película llamada "Moonwalker". Ésta no la pude ver en el cine, pero cuando salió en Videovisa (el antepasado mexicano de Blockbuster) mi padre me la alquiló y quedé totalmente chockeado de lo que había visto, en glorioso Betamax pude observar, el que es ahora mi video favorito de MJ "Smooth Criminal".




Ya saliendo de la primaria, encontré en la secundaria a dos "freakies" como yo que les gustaba el buen MJ, y hasta 1991 con su disco "Dangerous" cuyo cassete me regaló de cumpleaños mi padre, mi pasión por imitar el baile de MJ regresó, haciendo competencias de baile en el salón de la secundaria, lo cual ahora sí supongo que se veía bastantante cagado, las rolas "Remember the time", "Who is it", "Give it to me" y "Dangerous" mis favoritas, no sé por que nunca fue de todo mi agrado "Black and White", creo que por la estupidez de MJ de querer ser blanco, pero bueno eso es ya otra historia, la cual siempre ignoré y nunca me importó las locas decisiones de MJ, sus excentricidades y sus tontos manejos con la prensa.

Desgracidamente en mi familia, debido al despido de la CONASUPO de mi padre (¡gracias Raúl Salinas!) la situación familiar a partir de 1991 fue bastante, pero bastante difícil, mi madre debió trabajar otra vez y yo tenía que ayudarles en lo que podía, apenas salimos, pero eso tomó varios años (la crisis de 1995 no nos pegó tanto, por que desde 1991 ya vivíamos en crisis), por lo que la idea, siquiera de comprar un boleto para el concierto de MJ en 1993 en el azteca era ridícula. Eso sí, traté algunas veces ganarme un boleto en el radio, pero mis esfuerzos fueron infructuosos. Me limité a seguir el concierto en el radio (WFM)y después leer el periódico de lo que sucedió esas noches de octubre y noviembre (por cierto el 28 de octubre era mi cumpleaños, así de fuertes estaban los problemas que ni de cumpleaños me pudieron comprar un boleto).




Así sucedió, a partir de ese entonces MJ decayó en su vida personal, la entrevista con Oprah me dió una visión más humana de este blanco, alaciado y con voz casi de mujer MJ, seguí defendiendo su postura en el proceso de las acusasiones de pedofilia-pederastía, sus cada vez más recurrentes discos recopilatorios (en History el cover de "Come Togheter" de Lennon-McCartney me ofendió un poco, yo ya era purista de los Beatles) sus videos musicales cargados ya en criticar y menospreciar a los que lo criticaban y menospreciaban, alegando siempre su inocencia en las canciones, su papel de gordo güero en el video "Ghosts" que fue bastante criticado, su último disco no me gustó del todo (excepto la canción "You Rock My World", la más sonada) y su desaparición en el medio artísitico desde el 2001 pero presente en el mediático. Siempre apareció en los medios por escándalos, críticas, entrevistas controversiales, videos sobre sus hijos, paseos, etc. etc. Esa sobre exposición hizo que el "King of pop" no fuera olvidado, claro, por cuestiones negativas.

El día 25 de junio del 2009 una parte de mi infancia y pubertad murió junto con él, crees que hay cosas que posees por un tiempo indefinido siendo que en cualquier momento se pueden ir. La noticia no me había caído del todo, como que no te la crees, ese día ví a mi novia y ella trató de consolarme, pero al escuchar "Man in the mirror" en el Sanborns, se le salieron unas lagrimas y a mí se me hizo un nudo en la garganta. Inmediatamente vienen los recuerdos de cuando niño jugaba en las maquinitas su videojuego "Thank you Michael" decían los niños a los que un MJ con traje blanco salvaba, creo que es lo único que puedo decirle "Gracias Michael", gracias por pertenecer con gran importancia a mi vida y hacerme feliz con tu música.

Así luciría Michael, de no haberse hecho ninguna cirugía.
Así me hubiera gustado recordarte.

viernes, junio 26, 2009

McCartney opina sobre la muerte de MJ


Paul McCartney fue una de las estrellas que colaboró en la carrea de MJ, de forma recíproca en dos discos, el famoso "Thriller" de MJ y el de "The pipes of peace" de McCartney, con las canciones "The girl is mine" y por el otro "Say, say, say" y "The man" respectivamente. Es de todos conocido que la relación que fue amigable y casi fraternal terminó en un fuerte distanciamiento y hasta adversión entre ellos, debido principalmente a que McCartney tuvo siempre envida profesional de MJ, pero la razón oficial fue la compra de los derechos de distribución de las canciones de Lennon-McCartney por parte de MJ, lo cual le pegó en los tanates a McCartney.

Sin embargo, como es costumbre (no hablar mal de los muertos) McCartney declaró lo siguiente:

"I feel privileged to have hung out and worked with Michael. He was a massively talented boy man with a gentle soul. His music will be remembered forever and my memories of our time together will be happy ones."
Me siento privilegiado de haber contado y trabajado con Michael. Fue un chico masivamente talentoso con un alma gentil. Su música será recordada por siempre y mis recuerdos de nuestro tiempo juntos serán de los más felices.

Siempre diplomático mi Paul. Seguimos en los post y reacciones que más me interesen.

Mi sentir debe esperar...

Creo que hasta el fin de semana pondré lo que pienso, será más completo y racional.

jueves, junio 11, 2009

Dios

God is a Concept by which

(Dios es un concepto por el que)

we measure our pain
(medimos nuestro dolor)
I'll say it again
(Lo diré otra vez)
God is a Concept by which
(Dios es un concepto por el que)
we measure our pain
(medimos nuestro dolor)
I don't believe in magic
(No creo en la magia)
I don't believe in I-ching
(No creo en el I-ching)
I don't believe in Bible
(No creo en la Biblia)
I don't believe in Tarot
(No creo en el Tarot)
I don't believe in Hitler
(No creo en Hitler)
I don't believe in Jesus
(No creo en Jesús)
I don't believe in Kennedy
(No creo en Kennedy)
I don't believe in Buddha
(No creo en Buddha)
I don't believe in Mantra
(No creo en el Mantra)
I don't believe in Gita
(No creo en el Gita)
I don't believe in Yoga
(No creo en el Yoga)
I don't believe in Kings
(No creo en Reyes)
I don't believe in Elvis
(No creo en Elvis)
I don't believe in Zimmerman
(No creo en Zimmerman)
I don't believe in Beatles
(No creo en Beatles)
I just believe in me...
(Sólo creo en mí...)
Yoko and me...
(En Yoko y en mí...)
and that reality
(y esa realidad)

The dream is over
(El sueño ha terminado)
What can I say?
(¿Qué puedo decir?)
the Dream is Over
(el sueño ha terminado)
Yesterday
(Ayer)
I was the Dreamweaver
(Fui el soñador)
But now I'm reborn
(Pero ahora renazco)
I was the Walrus
(Fui la morsa)
But now I'm John
(Pero ahora soy John)
and so dear friends
(y entonces queridos amigos)
you'll just have to carry on
(sólo tendrán que seguir)
The Dream is over
(El sueño ha terminado)




jueves, junio 04, 2009

El soundtrack de mi vida (Parte uno)

Mi historia, así como la de todos, se ha ido construyendo con los materiales que la propia vida nos da o en su caso nos permite. Reflexionando sobre mi próxima entrada a los años treinta, tiendo a recordar sensaciones, pensamientos e ideas que alguna vez tuve y me hicieron tomar decisiones que determinaron toda mi vida, éstos han sido eventos, libros, amigos, accidentes, desgracias, alegrías y decepciones. Al igual que todas las personas, uno se siente especial, diferente, único, y creo que así es, sin embargo algo que sí es único e inigualable (más que el pensamiento o los gustos) es el “soundtrack” de nuestra vida. Mi historia a través de la música la escribió principalmente un grupo, que actualmente ya no está en activo y ni siquiera sobreviven todos sus integrantes, hablo de "The Beatles".



Fr David - Words - Mi niñez en una canción

Todo comenzó por mi padre, él ha sido un melómano toda su vida, mi madre me dice que siempre ha sido "adicto a la música" desde que lo conoció y no ha cambiado, él perteneció a la generación del México 68', de la liberación sexual, de la época en que la juventud desarrolló una personalidad propia y donde la música generaba movimientos sociales y culturales. Al ser yo su primogénito, muchas veces él trataba de adentrarme a la música, claro, siempre me dio libertad de escoger lo que a mí me gustara, nunca me impuso su gusto musical o siquiera me ponía a oír un disco obligatoriamente, de hecho mi primer disco, lo recuerdo, fue el "Thriller" de Michael Jackson (1982) que me compró un día cuando yo era un peque de tres años y que le gustaba bailar como ese morenazo. El tiempo pasó y mis gustos e historia eran paralelos, la canción "Words" de F.R. David es otra que tengo clavada en mi mente y corazón en los días de mi niñez, cada vez que la oigo en el radio, espontáneamente me viajo a las tardes-noches a lado de mi padre y su "consola" oyendo sus discos de 45 rpm. De mi madre, el legado musical fueron las baladas, los "tríos voces y guitarras" y las rancheras, eran evidentes las diferencias abismales entre los gustos de mi madre y mi padre (y aún lo siguen siendo, aunque mi padre se ha ablandado con los años).

En mi niñez (los años de la primaria) llegué a gustos bastante moldeados por los medios, grupos como "Garibaldi", "Vanilla Ice", "M.C. Hammer", "Locomía", "Caló", etc. y estaciones de radio como "Estéreo 102", "Noventa y siete siete" y "Radio Éxitos" eran mis favoritas ya que pasaban esa música "dance" y pop que tanto me gustaba, con grupos como "Ace of Base", "Milli Vanilli" y demás con los éxitos dance-pop del momento. Mi salida de sexto, grabada en video muestran esa época, ese soundtrack que lideraban estos grupos, recordando a mis primeros amores como Luna y otra chica llamada Amor que nunca se me hizo siquiera hablarles sobre mis sentimientos, de mis bailes enfrente del salón estilo MC Hammer y Vanilla Ice, mi sobrepeso evidente seguramente me hacía verme bien cajeto y mi primer acercamiento al sexo opuesto por medio del baile (siempre fui bailarín), mi primer bofetada por parte de Rosario; el saldo, en serio, fue bueno y quizá no me tocaba tener aún experiencias amorosas, eso sí, supe lo que es una decepción y no lo olvidaría desde entonces. Mis acercamientos al rock, por parte de mi padre fueron infructuosos, los grupos que me gustaban sólo eran "The Turtles" y un disco de color dorado y negro con un grupo que se hacía llamar "The Britins" cantando rolas pegajosas (tiempo después me dí cuenta que era un grupo tocando covers de The Beatles).



MC Hammer - You can't touch this - Mis lonjas brincaban de lo lindo

Al llegar a la secundaria y por influencias de mis amigos, me adentré al mundo del "rock urbano", con "El Haragán y Cía.", "Liran' Roll", "Sam Sam", "Nopallica", "Vago", etc. Éstos grupos fueron bastante importantes para mí en esos días de secundaria, recuerdo a Ray, Pepe (Alias el Venas), Marco Antonio (alias el Tablita mi’jo) y Adrián (alias Mayini) con los que tuve la fortuna de andar de allá para acá , aprendiendo cosas del amor, mujeres (niñas en realidad) y sobre todo de la hormona y sus efectos (al salir de la secundaria 4 de mis compañeras salieron embarazadas). Cantar la canción “Haragán” del grupo homónimo enfrente del grupo de 2º -E junto con Ray y como resultado recibir aplausos, fue uno de los momentos más “rockstar” que tuve en ese entonces”, oír el disco “¿Dónde jugarán los niños?” de Maná mientras preparábamos el escenario para una obra de teatro para la materia de español y yo, a su vez, contemplaba la belleza de Concepción (mi amor de secundaria) y primer novia Express. Recuerdo a un compañero, al que siempre le tirábamos pal pedo, aunque no se dejaba siempre lo hacíamos llorar, niño nerdoso, abanderado de la escolta y bien wey le encantaba Michael Jackson (cosa que de alguna forma nos hizo un poco más cercanos, aunque el "Babis" nunca tuvo más que un cuatito que actualmente es un trasvesti), el disco "Dangerous" del actual pederasta es una belleza, y en ese entonces el cassette que me regaló mi padre de cumpleaños lo oía todas las tardes y en mi "walkman". Un día el "Babis" comenzó a "bailar" enfrente del salón (obvio no había maestro) haciendo pasos de MJ, como el moonwalk y otros que, bueno, el buen "Babis" era un wey más alto que yo, más gordito y blanco-pecoso, es decir, la imágen era cagada y bien manchada por que todos le decían que siguiera bailando nada más para miarse de la risa, entonces de la nada mis amigos me empujan y piden un duelo de baile, a lo que por el desmadre accedí, ya no estaba tan marranito como en la primaria, pero seguía (y sigo) siendo un cuate corpulento; bueno, las imágenes de los bailes del "maicol" debieron ser hilarantes para todos, al final la mayoría (por que "el Babis" no le caía bien a todos) me aplaudió a mí haciendome "ganador" del duelo, cosa que le encabronó sobremanera a mi contrincante.


Tiempo después, en tercer año recuerdo a los Gun’s con “November Rain” y recordar la vez que Concepción ya no quiso aceptarme de nuevo, “Whats up” de 4-Non-Blondes y ver a las chicas llorar sin saber en realidad lo que decía esa canción en una fiesta que fue mi primera peda y mi salida y fiesta de secundaria con salsa y sobre todo con rock urbano, fue lo que marcaría mi vida en lo subsecuente, claro, hasta que llegué al Colegio de Ciencias y Humanidades plantel Vallejo, donde mi vida tomaría un rumbo diferente.


David Carradine: Bill murió

Es una lástima, uno de los actores emblemáticos de las "artes marciales cinematográficas" se fue.

Recuerdo de pequeño haber visto las repeticiones de los Polivoces, cuyos "sketches" sobre la seri famosa de "Kung fu" y su "pequeño saltamontes" me hacían cajetearme de la risa. Después pude ver la serie en una de tantas repeticiones, así en sus primera etapa como en la segunda.

David Carradine, como dice la leyenda, fue el usurpó a Bruce Lee en dicha serie, acuñando fama a nivel mundial, cosa que Lee siempre le envidió. Muere a los 72, lo recordaremos como Bill de "Kill Bill" y sobre todo como el pequeño saltamontes.

martes, junio 02, 2009

Votar, No Votar, Anular

A unas semanas de las elecciones intermedias en México, existe cierta tendencia a opinar sobre el abstencionismo, el voto útil y demás fenómenos que suceden en las jornadas electorales en nuestro país.

Desgraciadamente, por que la ley lo indica, no existe una campaña más real y agresiva que permita al votante tomar partido, claro sin contradecirme por lo dicho de que las campañas sucias sólo dividen a la población. El hecho es que si los partidos no hablan de política y sólo de demagogia, las buenas ideas nunca llegan a las cabezas de los votantes y por ende tampoco a los representantes políticos.

Para elegir a un representante se debe votar, si ese representante no te convence o tienes adversión por su postura política, se supone que hay otras opciones, pero resulta que esas opciones son "la misma gata pero revolcada", por lo que confundido ante tanta similitud optas por informarte, como resultado de la información tanto oficial como independiente, obtienes simplemente vagos acercamientos sobre el candidato o nulo conocimiento de la plataforma política del partido. Es entonces que tienes dos opciones, no ir a votar o anular tu voto.

Si después de que YA TE INFORMASTE lo suficiente, te acercaste a las plataformas políticas y no te convencieron es entonces donde tu deber ciudadano debe prevalecer ante todo, debes votar anulando tu voto. Unos dicen y argumentan "pero si anulas tu voto de todos modos llegará el que no te convenció, no importando la legitimidad nula de haber llegado al poder no por mayoría si no por votos anulados". Y esa es una verdad indiscutible, sin embargo se debe demostrar una inconformidad con la clase política y con las reglas de la contienda.

El PRI y el PRD critican a los que anularán su voto, siendo que ese acto es una crítica amplia y dura a estos partidos ante una falta de una oposición REAL a la política panista bastante enfocada en la ligitimidad, la demagogia y la nula preocupación por las clases vulnerables.

Pedimos OPOSICION REAL no chuchos, no dinosaurios, quizá sólo así el voto nulo se convierta en un voto para ellos ¿que no se dan cuenta?

No ir a votar es, al fin de cuentas, dejar a otros la participación que nos toca, mejor anular que no votar.